sábado, 3 de abril de 2010

PP y PSOE, a punto de prohibir votar a los españoles residentes en el extranjero

1,3 MILLONES DE ESPAÑOLES SÓLO PODRÍAN VOTAR AL SENADO

Según informa el diario EL PAÍS en su edición de hoy, los dos partidos políticos mayoritarios en España están a punto de alcanzar un acuerdo para limitar el derecho al voto de los 1,3 millones de españoles pertenecientes al CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes, es decir, aquellos que viven en el extranjero). El acuerdo bipartidista que está a punto de cerrarse en la subcomisión parlamentaria para la reforma de la Ley Electoral contempla que estos españoles no puedan votar ni en las elecciones municipales, ni en las autonómicas ni para el Congreso de los Diputados, y deja incluso entrever que dicho veto pudiera extenderse a las elecciones al parlamento europeo.

¿El motivo? Evitar que el voto de estos ciudadanos pueda, como hasta ahora, modificar el signo de un determinado escaño o el color de tal o cual ayuntamiento. ¡Qué osadía! No sé cómo hemos podido tolerar todo este tiempo que los emigrantes españoles tengan los mismos derechos que el resto. Si total, no viven aquí, así que aunque sean españoles no deberían poder votar. Y ya puestos, yo propondría retirar el pasaporte a cualquier ciudadano que pase más de tres años fuera. Hombre, que un español que se precie no se va, ¿no? Y si lo hace, es porque no es suficientemente patriota. ¡¡Viva la clarividencia de nuestros líderes!! ¡¡Larga sea su vida!!

Desde que tengo uso de razón, éste es sin duda uno de los mayores despropósitos que he visto. Y de lejos, la mayor decepción que me he podido llevar de un PSOE que no reconozco en estas líneas, y que me hace sentir doble vergüenza ajena, como español y socialista. Limitar el voto de casi un millón y medio de españoles por el hecho de que su voto importa demasiado es vergonzoso y repugnante, propio de la república bananera en la que, parece ser, vamos camino de convertirnos (excelente análisis el que, por otra parte, hace hoy Juan Goytisolo).

Se justifican los de la mente preclara en una interpretación torticera del artículo 68 de la Constitución Española, que reza: "la ley reconocerá y el Estado facilitará el ejercicio del derecho de sufragio a los españoles que se encuentren fuera del territorio de España". Dicho "se encuentren" se ha venido interpretando de una manera amplia, pero a partir de ahora exigirá la residencia efectiva. Es decir, si no resides en una circunscripción, tampoco tendrás derecho a voto en casi ninguna cita electoral, excepción hecha del Senado y los referendos. 

Por mucho que intente comprender la lógica de una medida así, el demócrata que hay dentro de mí me impide aceptar una injusticia semejante. Yo mismo he residido cuatro años en los Estados Unidos de América, y he votado tres veces como integrante del CERA (en las nacionales de 2004 y en las europeas de 2004 y 2009). Para mí votar era un rito sagrado, un deber, un orgullo y una responsabilidad ineludible que ahora, por lo visto, me quitarían esta panda de chupatintas con muy poco respeto por los valores democráticos que inspiraron la Constitución de 1978 y que, por cierto, dice en su artículo 14: "Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social." Salvo, claro está, que vivas en el extranjero.

Es una verdadera pena que esta subcomisión parlamentaria que estudia cómo reformar la Ley Electoral traicione la confianza de los españoles de semejante manera, malgaste nuestro dinero y recorte con tamaña desfachatez nuestras libertades fundamentales. Eso sí, nada de mejorar la representatividad parlamentaria, como ya propuso el Consejo de Estado hace ahora un año. 

Lo dicho. Una decepción que me hará replantearme muchas cosas.
.

14 comentarios:

Aitch dijo...

una verguenza. un retroceso. una cabronada. cuando muchos paises estan ampliando el numero de votantes, dejando votar incluso a inmigrantes, en Espanya la democracia se vuelve menos democratica...

Esquirlas de Aire dijo...

Don Ignacio, pásese usted, si tiene un minuto, por el agregador "Socialistas en Red" (SeR) en la siguiente dirección http://www.socialistasenred.com A ver qué le parece. Yo voy a recomendar su blog al grupo, para que le echen un vistazo, porque a mí me parece muy bueno.

Marcos Carrascal dijo...

¿Convencido ya de la mierda que es el PSOE?

Para más datos:

http://www.publico.es/espana/303469/psoe/pp/blindan/bipartidismo

NACHO dijo...

Bueno, vamos a ver, no aprovechemos la ocasión para hacer leñá del árbol caído. Por partes:

Ésta ha sido una desilusión, para mí, de proporciones colosales, me parece muy fuerte. Pero ello no implica estar en desacuerdo con todo.

Sigo creyendo que el PSOE es la formación que mejor representa mis ideas y por eso lucharé por cambiar las cosas desde dentro.

El bipartidismo en el Congreso no siempre es malo. En otros países, la habilidad para llegar a acuerdos con diversas formaciones políticas ("to cross the aisle", como dicen en EEUU) es motivo de elogio y no de crítica. Y dicho eso, no reformar la proporcionalidad de la Ley Electoral me parece una vergüenza.

Soy muy crítico con mi partido, cada vez más, pero no abandono el barco. Hay que cambiar las cosas desde dentro.Como dice el compañero Antonio Pulido, "ser y sentirse socialista son conceptos en los que nadie tiene patente de corso"

NACHO dijo...

Muchas gracias, Enrique. Me parece fenomenal, parece un buen foro de opinión y eso siempre es bueno... Estamos en contacto.

Marcos dijo...

EEUU es un ejemplo del que huir, sin más. El crimen organizado en forma de país, por más que se edulcore, no puede traer ninguna inspiración positiva. El bipartidismo es positivo... para la estabilidad y la indemnidad del politburó nacional, aquí y allí, efectivamente. Y como un desagradable moho está instalado a sus anchas en esta pantomima democrática que cada día va desencantado a más.

Nah. Si se trata de tener unos principios y defenderlos, el PSOE no es un foro apto. Al menos para unos comprometidos con la realidad y no con un par de eslóganes cómodos.

NACHO dijo...

Saber buscar consensos con el principal partido de la oposición, siempre que ello no conlleve renunciar a tus propios valores, es y será siempre un plus para mí.

El que para tí el PSOE no sea un foro apto no significa que no lo sea. Es tu opinión, respetable como las demás, y punto... Creo que este artículo es prueba de que cuando he de disentir, lo hago sin problemas...

Esquirlas de Aire dijo...

A ver, don Ignacio, yo también creía, como usted, que era posible cambiar al PSOE desde dentro, porque pensaba que había una distancia entre la dirección, claramente neoliberal, y las bases, claramente de izquierdas. Pero estaba equivocado. La izquierda es testimonial en las bases e inexistente en la dirección. Ni siquiera Izquierda Socialista tiene visos, aunque quieren, de influir en el PSOE, salvo como elemento exótico a utilizar para engañifa pública por parte de la neoliberalidad que campa a sus anchas por el partido. No, don Ignacio, se equivoca usted, se lo digo yo, que lo he visto de cerca y en primera línea de combate. No hay nada que hacer, el partido está perdido para la izquierda. La mayor parte de la militancia está desideologizada y sigue al PSOE como podría seguir al Betis, o al Barça, o al Zaragoza, como hooligans irreflexivos. Desengáñese, hay que buscar nuevos horizontes, que aquí no nos dejan. Lo que pasa es que usted necesita tiempo para darse cuenta. Y cuando se dé de bruces con la cruda realidad, no desespere, piense fríamente y actúe en conciencia.

NACHO dijo...

Enrique, mi experiencia en el partido, no sé si más o menos intensa que la tuya (y por favor, llámame Nacho, que me hace sentirme muy mayor...), no me hace ser tan negativo. Quizá he tenido suerte con los compañeros que he tenido, porque no podré decir nunca que están desideologizados, sino más bien al contratrio. Ahora que mis ocupaciones no me permiten acudir regularmente a la agrupación hecho de menos esas conversaciones que antes teníamos.

Veo, porque es imposible no verlo, que entre la dirección del partido y la base hay cada vez mayor distancia. Que quizá falta espacio para el debate de verdad, y para que la militancia note (y vea) que su opinión importa. No me rindo, y siempre que lo considere oportuno elevaré el tono de mi protesta.

Por cierto, los compañeros de PSOE Europa ya se han manifestado en contra de este recorte de derechos:

http://www.psoe.es/ambito/europa/news/index.do?action=View&id=449708

Un saludo.

Esquirlas de Aire dijo...

Nacho, tú sigues viendo una distancia entre la militancia y la dirección que en realidad no existe. Yo estaba en Izquierda Socialista, convencido de que esta distancia permitía a la izquierda batallar por recuperar el partido y hablar de una solución de continuidad para el actual modelo capitalista de producción, con el socialismo como estación de destino. Tiempo perdido. La militancia es dócil y respalda todas y cada una de las acciones de la dirección sin rechistar, a lo sumo, a veces, cuando la injusticia es tan flagrante y se aparta tanto del proyecto de la izquierda que resulta escandaloso, IS levanta tímidamente la voz, pero sin ánimo de molestar, no sea que se joda el invento y algunos apoltronados pierdan la ídem (perdón, que me exalto). Así que, perdóname, pero la evidencia es palmaria, la izquierda no tiene nada que hacer en el PSOE. Ahora bien, como señalas en la respuesta a otro contertulio, esto es sólo mi opinión, basada en años de experiencia pero sólo una opinión, no la verdad absoluta.

NACHO dijo...

La verdad es que la situación no invita al optimismo, Enrique... Quizá ahora mismo pongo muchos esfuerzos en no verlo todo negro porque estoy, hoy por hoy, muy decepcionado. Alguna que otra vez me he visto tentado de acercarme a IS pero, entre que el año pasado estuve viviendo en EEUU, y que ahora mi ocupación no me deja ni soñar con acercarme a la Agrupación, lo he tenido que ir dejando... Me entristece lo que me cuentas de ellos.

No sé, quiero pensar que hay un camino, aunque esté escondido. Un abrazo.

Antonio Pulido Ruiz dijo...

La anotación que hace Nacho este punto, queda demostrado que ha generado un interesante debate. El fragor del mismo, refleja opiniones críticas con el pretendido acuerdo.
Quiero comprender que la justificación del acuerdo se debe a los grandes conflictos que ha generado el recuento de los votos y las sospechas manipuladoras del escrutinio.
Entiendo que más que suprimir, lo que tendrían que hacer es sentar las bases para evitar la posible pucherada.
Es decir, particiapación activa, clara y transparente. Nunca secuestrar el voto de los compatriotas emigrantes.

Marcos dijo...

Sí, el camino es dejar de lado los valores que te impiden estar todo lo satisfecho que te gustaría del PSOE.

Porque cambiar al PSOE..., sí, con un deLorean a 1936.

Reven dijo...

Esto es lamentable. Gracias por informarnos de ello!!