viernes, 1 de febrero de 2008

¡LLEGA EL DÍA DE LA MARMOTA! (It's Groundhog Day!)

En Punxsutawney, Pennsylvania... Y en C/Génova, 13

ATRAPADOS EN EL TIEMPO
.
En 1993, Columbia Pictures estrenó la película Groundhog Day ("Atrapado en el tiempo" en español), protagonizada por Bill Murray y Andie McDowell y que contaba las peripecias de un hombre del tiempo con aires de grandeza (Bill Murray) que va a cubrir el famoso "Día de la Marmota" a la localidad de Punxsutawney, Pennsylvania, y se ve obligado a vivir el mismo día una y otra vez.

No sé qué tiene de especial esta película, pero he de admitir que es una de mis favoritas. La celebración de la marmota (o "Groundhog Day") es una de las fiestas populares más conocidas en los Estados Unidos de América, y en verdad se celebra en dicha localidad cada dos de febrero (más información en la web oficial). La curiosa tradición tiene como protagonista a Punxsutawney Phil, una marmota, quien cada dos de febrero sale de su cómodo refugio invernal para predecir el tiempo. Si esa mañana Phil ve su sombra, predecirá seis semanas más de invierno. Si, por el contrario, no la ve, será una señal de que la primavera vendrá pronto. No sé, a mí me parece entrañable... Y prometo ir algún día.

Decía al principio que el protagonista, un hombre del tiempo venido a menos pero con aires de superioridad, se ve obligado a vivir el mismo día una y otra vez, sin posibilidad alguna de escapatoria. Haga lo que haga, cada mañana volverá a ser dos de febrero, "Día de la Marmota", volverá a despertarse con el mismo programa de radio, vivirá los mismos momentos, se encontrará a las personas en el mismo orden... Y nada de lo que haga podrá sacarle de esa historia interminable.

La película de Columbia (que, dicho sea de paso, llegué a ver tres veces seguidas, para empatizar con el protagonista) es una comedia entrañable y romanticona, una elección recomendable para pasar un buen rato en frías noches de invierno como éstas... (y conste que la veré de nuevo mañana). En cambio, tengo amig@s y compañer@s que la odian. No sé porqué piensan que es algo repetitiva...

El caso es que alguien debió de llevar la película a Génova 13 hace algunos años. Creo poder así explicar la torticera lógica que anda detrás de la oposición exhibida por el Partido Popular en estos últimos cuatro años. ¿No os ha dado acaso la sensación de levantaros, cada puñetero día, para escuchar las mismas barrabasadas una y otra vez, una y otra vez, sin descanso alguno? Diría que no ha pasado casi ningún día de esta legislatura sin que la maquinaria política o mediática de la reaccionaria derecha española dejara de repetir las consignas marcadas desde la calle Génova: ETA está detrás del 11-M... ETA está detrás del 11-M... ETA está detrás del 11-M... Zapatero se ha rendido ante ETA... Zapatero se ha rendido ante ETA... España se rompe... España se rompe... España se rompe... La familia está condenada... La familia está...

Sé que parece un argumento peregrino pero... ¿Y si fuera cierto? En la ficción, Bill Murray se ve condenado a repetir el mismo día hasta que (en un típico final de parábola americana) se da cuenta de lo cretino que estaba siendo y cambia de verdad, de corazón: happy ending, se baja el telón y todos felices.

En la realidad... Los mesiánicos líderes populares no dejarán que amanezca el "tres de febrero" hasta que admitan sus errores. Sus mentiras. Sus manipulaciones. Para ellos seguirá siendo siempre el "Día de la Marmota" mientras no cambien de corazón y no se quiten las máscaras, mientras sigan sirviendo a su desmesurada ambición por encima de las personas y el desprecio siga cegándoles.

Ojalá Phil no sea mañana capaz de ver su sombra. Tengo ganas de que llegue la primavera.

1 comentario:

bupi dijo...

Sí, sería bonito que llegase la primavera...pero mucho me temo que habrá que seguir soñando.

A mi todo esto siempre me ha recordado al chiste de la fiesta del corcho.