martes, 18 de septiembre de 2007

"Medidas electoralistas"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y la ministra de Vivienda, Carme Chacón, anunciaron hoy una batería de medidas con las que facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes. Tres de las medidas anunciadas contemplan una ayuda directa de 210€ al mes durante cuatro años para aquellos jóvenes de 22 a 30 años que quieran alquilar su primera vivienda y cuya renta no supere los 22.000€. Además, el Estado concederá un crédito de 600€ para afrontar el pago de la fianza y avalará a los jóvenes durante seis meses.
.
Pero no son las únicas medidas tomadas por el Ejecutivo socialista. Los arrendatarios podrán, además, beneficiarse de una desgravación del 10,05% en su declaración de la renta (y sin límite de edad), similar a la que ya existe para la compra de vivienda. Los arrendatarios también reciben una serie de ventajas por parte del Gobierno, como la exención del 100% de los ingresos derivados de contratos con menores de 30 años.
.
No han tardado en llegar las reacciones del resto de fuerzas políticas, previsibles en cuanto a sus contenidos y el motivo principal del artículo que os encontráis leyendo. Unos y otros han encontrado pegas a las medidas, desde el PP, que las considera "parciales" (¿?) y aboga por una reducción generalizada del IRPF al resto de partidos, siendo común denominador la calificación de "medidas electoralistas".
.
Me hace gracia esto. Como dice Javier Valenzuela en su blog, "¿Qué tiene que hacer entonces el Gobierno? ¿Cerrar el chiringuito porque estamos a seis meses de las elecciones? Yo, desde luego, quiero que curren hasta el último día".
.
Y es que ya la decisión de conceder 2500€ por hijo fue considerada electoralista. De la iniciativa de atención bucosanitaria para los menores de 7 a 15 años hay quien ha dicho lo mismo. Y, evidentemente, en el caso que nos ocupa. Me hace gracia porque cualquier cosa que el Gobierno haga en este curso político, cualquier medida social que tome (y recordemos que la política social ha sido el indudable eje del programa socialista en estos tres últimos años) será automáticamente tildada de "electoralista", como si la preocupación por el Estado de Bienestar hubiera sido algo que Zapatero se haya sacado de la chistera para el sprint final de legislatura.

Dejando de lado el hecho de que en la lucha de partidos es fundamental y legítimo esforzarse por conseguir el mayor número de votos posible, no creo que en seriedad pueda decirse que el motivo de estas medidas sea puramente "electoralista". Entre otras cosas, como acabo de decir, porque la política social ha sido la principal preocupación de este Ejecutivo en toda la legislatura. Muchos criticaban al Gobierno afirmando que ésta era ya una "legislatura acabada", y ahora que se demuestra que no lo está (amén de los numerosos proyectos de ley ahora en trámite en el Congreso), resulta que es "electoralista". Pero no lo decían con la Ley de Dependencia (frenada y sin aplicar en Comunidades del PP como Madrid y alguna otra), la de Violencia de Género, la de matrimonios homosexuales (de ésta dijeron muchas otras cosas, aún peores), etc etc.
.
(Foto de ELPAIS.COM)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para que este gobierno o la oposición me den alternativas, y GARANTÍAS NO ELECTORALISTAS, deberán PROMETER y EJERCER sus promesas INICIALES, y no en el período PREELECTORAL. 30 años de Democracia deben servir para aprender a GESTIONAR por parte de los Gestores públicos a los que votamos, y tambien debe servir para APRENDER A VOTAR los ciudadanos. Las promesas preelectoralistas en materia de vivienda, AVE, autopistas deben ser REALES despues, no sirve prometer todo eso, y una vez votados, ejecutar lo prometido en el año 2020 -por ejemplo- Debemos VOTAR por una gestión, los colores políticos PASARON DEFINITIVAMENTE A LA HISTORIA. A las pruebas me remito, hemos pasado por la izquierda tradicional felipista, la derecha conservadora aznariana, y la neo-izquierda zapateresca. ¿Más palos de ciego?

Jesús dijo...

Hombre, yo no creo que las ideologías hayan pasado a la historia (ni muchísimo menos). Hoy más que nunca está vigente esa distinción, lo que pasa es que hay que reformularla porque la sociedad de ahora no es la de hace 40 años.

Y respecto a lo de que estemos en época preelectoral... Déjame discrepar. Llevamos tres años y medio de legislatura y aún quedan seis meses para las elecciones. ¡AH! Y el AVE no es un promesa preeelctoralista, lleva varios años construyéndose. Ahora resulta que por abrir las líneas de Barcelona y Valladolid antes de navidades el Gobierno es electoralista? Pues no has visto tú las miles de inauguraciones de Aguirre en Madrid...