viernes, 14 de marzo de 2008

Reforma de la Ley Electoral

Se habla mucho, y con razón, de la necesidad de reformar una Ley Electoral que, por deficiente e injusta, perjudica gravemente a los partidos minoritarios. En la retina de todos está el caso de Izquierda Unida, que con casi un millón de votos tiene una pírrica representación parlamentaria (dos escaños).
.
En una sociedad verdaderamente democrática, perpetuar esta situación de desigualdad es burlarse del espíritu de justicia y solidaridad que emana de la Carta Magna. Le estamos diciendo a casi un millón de españoles que su voto no vale tanto como el de su vecino, y por ende que su opinión y su libertad son menos necesarias para el Estado de Derecho. Esto es injusto y no debiera de tolerarse.
.
Soy, en esto, muy escéptico y dudo que los dos principales partidos (y principalmente el Partido Popular) se avengan a sentarse a negociar una reforma de ley electoral como la que, por ejemplo, sugiere la Universidad de Granada y que publica hoy (en una magnífica animación) EL PAÍS digital. Quisiera, como tarea de fin de semana, moveros a una reflexión necesaria, con la esperanza de hacer crecer este debate hasta que ni el PSOE ni el PP puedan ignorarlo. Debiera, en definitiva, de ser un clamor popular.
.
Buen fin de semana, buenas vacaciones (el que las tenga) y... buena suerte.

3 comentarios:

María Jesús dijo...

De acuerdo completamente con el post, en que hay que cambiar la Ley Electoral para que puedan valer tanto los votos de los Partidos minoritarios como los votos de los Partidos Mayoritarios, vamos que haya igualdad de oportunidades para poder gobernar. ¿Donde hay que firmar para que cambien la Ley Electoral? yo firmo Ya. Un Saludo

Anónimo dijo...

El número de escaños conseguidos por Izquierda Unida no se corresponden con la realidad social que representa esa opción plural de la izquierda. Se impone la modificación de la Ley Electoral que sea más equitativa y que otorgue escaños a una fuerza política que ha tenido tantos votos a nivel del Estado. Por otra parte,esa modificación de la Ley debería contemplar la posibilidad de evitar el despilfarro de gasto electoral que supone a las arcas del Estado, el que se presenten numerosos partidos que obtienen un número irrisorio de votos.
Salud a todos y a descansar.
Julián

Anónimo dijo...

Sinceramente prefiero un parlamento bipartidista y no un parlameto de mortadela y champan como el italiano, donde por cierto caben muchas fuerzas politicas y los gobiernos caen con tanta facilidad como las hojas de los arboles. Y hablemos claro de una vez sobre Izquierda unida, no solo es tan debil por el sistema electoral sino que es un coladero de votos para el psoe, porque sinceramente no es una oposicion, lleva muchos años al servicio del psoe y eso a la larga, pasa factura.