martes, 4 de marzo de 2008

ZAPATERO VENCE Y CONVENCE...


... menos en la sede del PP (¿qué debate vieron?)

He tenido un noche movida, me he despertado con frecuencia, no he dormido tranquilo. Cada vez que cerraba los ojos, la sonrisa irreal, histriónica, falsa y muppetiana de Acebes me acosaba, me perseguía sin parar de repetir que "Mariano ha ganado 2-0". Qué esperpento. Los sudores me hacían revolverme entre las sábanas y no encontraba la posición ni el momento (en un chiste fácil que un físico entendería) de quedarme felizmente dormido.

A las ocho y media sonó mi despertador. Las sombras se habían desvanecido y ténues rayos de luz se deslizaban con timidez por las rendijas de la persiana. Me costó desperezarme, y es que el debate de la noche anterior me había dejado cansado (me acosté casi a las dos) y ciertamente insatisfecho. Hubiera deseado más contundencia por parte del presidente del Gobierno, y no las tenía todas conmigo cuando me levanté a leer la prensa.

Vaya, no tengo precio como analista político.

La inmensa mayoría de los medios (desde Público hasta El Mundo, pasando por El País y El Periódico) daban ganador con claridad a José Luis Rodríguez Zapatero, por un margen claramente mayor al de la semana pasada. Las encuestas de las cadenas de televisión, Cuatro y La Sexta, daban ganador a Zapatero por 20 puntos de diferencia, y Antena 3 había optado por no hacer sondeo alguno (supongo que no esperaban la semana pasada que Zapatero ganara su sondeo). En la radio, los analistas de Cadena Ser lo veían claro, y los invitados extranjeros (corresponsales de La Republicca italiana y de Radio France) daban también ganador al candidato socialista, que frente a la mirada al pasado y nulo proyecto de Rajoy había desgranado toda una batería de propuestas de futuro.

De entre las muchas cosas claras tras el debate de ayer, tres sobresalen por encima de las demás: una, que la demagogia no es capaz de hacer frente a los datos, si la audiencia es mínimamente crítica. Dos, que las mentiras se acaban descubriendo (a estas alturas, todos conocemos la entrevista de Elorriaga en el Financial Times donde desvelaba que toda la estrategia del PP se basa en crear dudas para fomentar la abstención, así como la editorial del mismo rotativo que dibujaba a una derecha aún ligada a la herencia franquista). Y tres, que cuando se tiene un proyecto de país y se presenta con honradez, sin manipular datos ni huir de las dificultades, el votante lo aprecia.

Me hizo gracia Rajoy con los datos de la inflación en el último mes. No lo niego, pero hubiera deseado que Zapatero le dijera "¡Oiga! Júzgueme usted por los datos de TODA mi legislatura, no por el último mes." Es que fue ridículo... O que hubiera recordado que esos precios de los huevos, el pan, la carne... Se deben al encarecimiento MUNDIAL de los precios de los cereales (que, a día de hoy, Zapatero no puede fijar).

En cualquier caso, mi elección es clara. ¿Y la tuya?

POR UNA ESPAÑA PARA TODOS, LIBRE, SOLIDARIA Y LLENA DE FUTURO, NO TE QUEDES EN CASA EL 9 DE MARZO.
VOTA

4 comentarios:

Marcos Dantón dijo...

Yo salí de estampida a mirar las noticias y abrir el ordenador. Saludos.

lola dijo...

gano sin lugar a dudas ....pero ..el debate ..no determina nada, en mi opinión.....

El objetivo de Rajoy era crispar, confundir, la niña no salió por casualidad...independientemente de su tozudez y su torpeza...

El ZP...transmitir confianza...llamar a la participación .y aglutinar la a la izquierda, sobre todo lo último, que los votos del PSOE, ..no emigren a IU , ...y recoger alguno de los indecisos....

imerburu dijo...

Según Libertad digital Rajoy le ganó a Zapatero en un 80 por ciento más o menos en los dos debates jajaja, por eso cuando en las elecciones daban en el 12% del escrutinio 175 escaños para el PSOE y 138 al PP me fui corriendo a leer libertad digital para ver si decían que el PP tenía 850 escaños o algo así jeje porque ya de esa gente me lo esperaba todo.

fernandomaria dijo...

Rajoy es el eterno perdedor. Nunca ha salido con un aprobado simple en las puntuaciones. Ahora repite otros cuatro años...y nosotros tranquilos.
Un saludo.