lunes, 31 de marzo de 2008

CON UN PAR

Hace hoy seis días que mi padre dejó de luchar. Seis días de luto intentando asimilar una ausencia que deja un daño hondo e irreparable en el corazón; seis días que no son nada ante la perspectiva de una vida sin volver a hablar con él, a reír con él, a discutir de mil cosas. De acuerdo, no era un padre perfecto. Pero era el mío, y parecía imposible que algo así ocurriera.
.
¿Sabéis? Ayer fue un bonito domingo de primavera. Aún algo frío y ventoso, cierto, pero lo suficientemente agradable como para abrir una ventana y sentirse mecido por una suave brisa de renovada energía. Es hora de seguir adelante, de abordar nuevos proyectos, de andar nuevos caminos... Pero no puedo evitar, quizá no podré nunca, pensar que mi padre no está aquí para sentir esa misma brisa acariciando su piel. No habrá más mañanas, ni más comidas juntos, ni más paseos con el perro. Como si lo viera venir, Athos decidió irse unos meses antes que él, a ese cielo de los compañeros fieles que, por qué no, también ha de existir. Al menos tanto como el otro, en el que no creo... Así que me esforzaré por mantener viva su memoria e intentar pensar que mi padre se hubiera sentido orgulloso de mí.
.
La vida sigue. Son estas las primeras líneas que escribo desde hace tiempo, y no creo que me prodigue mucho de momento. Hago un esfuerzo ímprobo por seguir adelante, porque es ley de vida y la lógica nos dice que hay que echarle arrestos para continuar. Y además disfrutando de cada momento, único e irrepetible, porque nunca sabemos cuándo nos será imposible volver a soñar.
.
El Tibet y Zimbabwe
.
Y, como muestra de esa voluntad, quisiera compartir con vosotros una breve reflexión sobre la situación en dos países muy presentes en los medios estas últimas semanas. La antorcha olímpica llega hoy a Pekín en medio de fuertes medidas de seguridad, y me pregunto porqué algo tan simbólico como los Juegos Olímpicos se celebran en un país que sigue sin respetar derechos humanos fundamentales. Hay quien dice que precisamente los Juegos ayudarán a China a dar pasos decisivos hacia una mayor apertura democrática, pero sinceramente yo no lo veo. Cuando nos llegan noticias acerca de una nueva revuelta en el Tibet, o de presos políticos en China, o de represiones en Birmania (Myanmar) que ni China ni las potencias occidentales se atrevieron a condenar con suficiente firmeza, sólo escucho una voz que habla clara e indistinta: la del cochino DINERO, la de los intereses económicos, el "no nos conviene" tomar tal o cual medida porque los lazos comerciales se resentirían.
.
¿Boicot a los JJ.OO.? No sé si serviría de algo, y me da pena el esfuerzo de tantos atletas que se quedarían sin competir. Pero me lo pide el cuerpo. Claro que ni la UE ni nadie va a hacer nada al respecto... Salvo SuperSarko, evidentemente. No he visto otro presidente tan ególatra y enamorado de sí mismo como éste.
.
Y leo hoy que en Zimbabwe el gobierno de Mugabe ya no sabe qué hacer para manipular los votos necesarios que les permitan mantenerse en el poder. Lo mismo de siempre en estas pseudodemocracias bananeras, donde quien paga es, como siempre, el pueblo. En castellano plano, además de ser putas, ponen la cama. Y aún tendrán suerte de no ir a una guerra civil... Qué asco, diantres.
.
Pero hay que seguir adelante. Ya lo dijo Freddy Mercury... "the show must go on". Con un par.

5 comentarios:

Marcos Dantón dijo...

Fuerte abrazo solidario.

Anónimo dijo...

Por favor, antes de opinar, informaros primero:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=65420

http://www.antorcha.org/hemer/tibet.htm#antes

http://www.anti-cnn.com/

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080329/53448905006.html

Juan Carlos Garrido Curbeira dijo...

Nunca debemos dejar de luchar, por tanto, de una forma o de otra siempre tendremos esa fe en que un mañana puede ser mejor, sin tanta mierda y tanta hipocresía.
Los mismos siempre llevan aparejado el amor al poder, amor que, a fin de cuentas, los consume...

Lee esto, creo que por ahí van las cosas:

http://lacomunidad.elpais.com/garridocurbeira/2008/4/7/el-divorcio-pekin-2

NACHO dijo...

Sigo opinando que la presencia china en el Tíbet, así como el proceso de "estandarización" de su población, son totalmente reprobables.

¿Que el Tibet estaba cultural y socialmente retrasado y aislado del mundo? No lo pongo en duda. Pero eso no justifica las acciones chinas.

¿Que los medios internacionales se han puesto todos de acuerdo en sostener una mentira? Mira que me extraña tanta coincidencia y tanto interés común...

¿Manipulación en las fotografías? Puede. Probablemente los tibetanos no son tampoco ningunos ángeles. Aunque mucho menos los chinos, que, no lo olvidemos, forman un estado autoritario donde los derechos civiles y humanos son frecuentemente obviados. Y que coge del capitalismo lo que le interesa mientras usa el comunismo para mantener bien prieto el yugo sobre el pueblo.

Quizá sea verdad que los JJOO ayudarán a la población china. Pero yo, estimadísimo anónimo, tengo mis dudas.

lola dijo...

Querido amigo, no me he enterado de nada de lo tu padre... Si lo hubiera sabido hubiese estado aquí la primera... para... Sólo enviarte un beso... Porque yo sé que en momentos así las palabras suenan siempre vacías y sobran...

Sí que vas a seguir adelante y con fuerza... Su recuerdo siempre permanecerá en ti... Pero de una forma serena... Y lo verás natural... Porque así es la vida sin más.

un beso y abrazo Nacho... Aunque no nos veamos mucho... siempre estamos...