martes, 17 de julio de 2007

¿Repetición de elecciones en Navarra?

Estarán moderadamente contentos los populares navarros, me digo yo. El reciente fracaso de las negociaciones entre el PSN y Na-Bai les devuelve gran parte de las opciones de gobierno que parecían perdidas por el pacto de estos dos partidos e IU. La estrategia de la confrontación, de la velada amenaza por hacer de esta polémica punta de lanza de la campaña popular en las Generales del 2008, ha provocado que Ferraz evitara ese llamado pacto de progreso en la Comunidad Foral.
.
Pero también debieran estar satisfechos los votantes socialistas. Ya he dicho aquí alguna vez que (a mi juicio) la opción más coherente, tanto con nuestros votantes como con nuestra ideología, era la de dejar gobernar a UPN en solitario, manteniéndonos fuertes en la oposición y llevando a cabo pactos puntuales que nos permitan llevar a buen puerto partes importantes de nuestro programa.
.
La opción de un Gobierno de Concentración con presencia de todas las fuerzas políticas, adelantada ayer por el socialista Fernando Puras, ha sido ya rechazada por los demás partidos, por lo que las opciones de gobierno pasan por dejar que UPN gobierne en minoría o pactar con UPN un gobierno conjunto (lo que me parecería DENIGRANTE tras todas las descalificaciones e insultos que los socialistas hemos tenido que aguantar: que si íbamos a vender Navarra a los etarras y demás infamias). Puras ya ha renunciado a presentarse como candidato, al no contar con los apoyos necesarios.
.
Cualquiera que sea la opción final, ha de ser tomada antes del próximo 4 de agosto, fecha límite para la constitución del gobierno foral. De no ser así, la convocatoria de nuevas elecciones estará cantada, ante la imposibilidad de las fuerzas políticas de llegar a un acuerdo.
.
Si este hipotético caso llegara a darse, me pregunto a qué fuerza política le pasaría factura esta campaña, qué partido se vería más perjudicado con la repetición de los comicios. Presumo que, si acaso, debiera afectar más a UPN, puesto que con su conducta posterior han demostrado que sus acusaciones respecto a los socialistas y Navarra no eran sino basura destinada a provocar una reacción electoral (cierto es que no había que esperar a las elecciones para saber esto, pero al menos ahora no podrían venderle esa burra a ningún incauto).
.
Mi voto particular, repito, pasa por la abstención y el gobierno de UPN en minoría. Y si no, a las urnas, pero preferiría no llegar.

4 comentarios:

Ángel Martínez dijo...

Ya pasó en Madrid con El Tamayazo. Es su concepción de democracia o de antidemocracia. Cuando pierden vana destruir toda posibilidad de dialogo entre contrincantes, o simplemente compran a tránsfugas.

nata dijo...

Estoy bastante de acuerdo en la celebración de nuevas eleccciones no es la mejor solución, si bien es cierto, que las leyes y los reglamentos están para cumplirse, es evidente que si la constitución del Parlamento Navarro se hace imposible no queda otra. Y esto sólo beneficia a UPN, que como todos observamos se mantiene sentadito mientras los demás buscan una solución, y si no, ¿por qué no propone él ni solución, ni candidato?

Gregorio López Martínez dijo...

No me ha parecido bien el proceso de negociaciones que han desarrollado los socialistas navarros para intentar formar gobierno. Deberían haber dejado, en un primer momento, la iniciativa a los "populares navarros", que también había sido la lista más votada. Después de un tiempo de negociaciones y de exigencias, sobre todo de rectificación de declaraciones anteriores sobre los socialistas, haberles llevado al fracaso. Y desde y por el fracaso de la lista más votada, haber tomado la iniciativa para negociar con Navarr Bai e Izquierda Unida. Ahora pueden aparecer, y aparecerán, los socialistas navarros como los fracasados y como los que exigen elecciones. Sospecho que tendrá un alto coste electoral.

NACHO dijo...

No estoy del todo de acuerdo contigo, Gregorio. Yo tampoco era partidario de estas negociaciones con Na-Bai, no porque no fueran perfectamente legítimas -que lo son diga lo que diga el PP-, sino por el elevadísimo coste electoral que iba a tener. No debemos olvidar el tipo de oposición sin ética ni moral que lleva practicando el PP desde que perdiera las elecciones del 2004.

Ahora bien, lo importante es que dicho pacto no haya salido adelante. Dicen las fuentes que "por exigencias de Ferraz" o "discrepancias por el modelo de estado". Fuera por lo que fuera, yo he preferido siempre dejar gobernar a UPN en minoría y, si pasado un tiempo nuestra labor de oposición no es fructífera, plantearse, si fuera conveniente, una moción de censura.