martes, 9 de octubre de 2007

Hasta siempre, Comandante

Revolucionario idealista, solidario, controvertido, venerado y odiado. Todos estos adjetivos sirven para describir a una de las figuras más relevantes en la historia del siglo XX. Con motivo del 40 aniversario de su muerte queremos recordarle por lo que fue, por lo que luchó y dio su vida. Por el espíritu universal de justicia que le animaba, por su determinación y por su sacrificio altruista.
.
Enfermero primero y médico después, Ernesto Guevara de la Serna vivió en 1951 una de sus experiencias vitales más decisivas, que modelaría su pensamiento y daría lugar al hombre que el mundo conocería en adelante como el "Che". Junto a su amigo Alberto Granados y a lomos de "la Poderosa", su motocicleta, recorrieron el continente americano y tuvieron ocasión de conocer la extrema pobreza de los pueblos de América Latina, los efectos del imperialismo norteamericano -contra el que se rebelaría de por vida- y el abandono de sus gentes.
.
Es frente a esas injusticias sociales que Ernesto Guevara de la Serna, "Fúser", no pudo permanecer impasible. En Guatemala, donde colaboró activamente a favor del gobierno progresista de Jacobo Arbenz y en México, donde se dedicó a la fotografía deportiva y sobre todo a la investigación médica, completó su formación política y conoció a Fidel, decidiendo incorporarse a una revolución para la que Ernesto no conocía ni admitía fronteras. Su latinoamericanismo era ya patente. No creía en la revolución sin las armas, y a esos valores y a la libertad y la igualdad de los pueblos decidió dedicar su esfuerzo vital, triunfando primero en Cuba y luego intentando llevar la revolución al Congo y a Bolivia, donde encontraría la muerte.
.
La figura del
Che, no obstante, ha pervivido en la memoria colectiva como símbolo de la lucha de clases y contra el capitalismo salvaje. Su efigie representa la lucha contra las desigualdades y las injusticias, y es un modelo a seguir para millones de personas en el mundo.
.
Si el
Che levantara la cabeza, quizá vería que hoy la situación de los pueblos oprimidos de América Latina y del mundo no ha cambiado mucho. Son muchos millones de personas los que aún viven en la marginación y la más pobreza más extrema, a merced del imperialismo económico de las potencias extranjeras o exprimidos por una oligarquía dictatorial. Y aunque cierto es que mi opción sería siempre la lucha pacífica y política, no puedo por menos que recordar y honrar la memoria de quien decidió abandonarlo todo y dar su propia vida para mejorar la de los demás.
.
Os presento este fragmento que, aunque concebido como homenaje en el 78 aniversario de su nacimiento, sirve para ilustrar este homenaje a los 40 años de su asesinato (una vez más, os recuerdo que apaguéis la sintonía del blog usando los controles que están abajo, a la derecha).
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué opinas del aciago editorial de El Pais?

NACHO dijo...

Pues qué voy a pensar. Que vergonzoso es lo mínimo que se puede decir de unas líneas tan poco coherentes como desafortunadamente simplistas e insultantes, que resultan de una ignorancia supina sobre la figura y la vida del Ché.

Dicha editorial ha provocado incluso que más de dos tercios de la Redacción de EL PAIS haya publicado una nota discrepando de dicha editorial en su periódico...

(http://www.elpais.com/articulo/opinion/Redaccion/discrepa/editorial/Che/elpepuopi/20071018elpepiopi_11/Tes)

... Y puedes además ver estos artículos de REBELIÓN que repasan las contradicciones de EL PAIS.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=57471

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=57521

Para quien no lo haya leído.