martes, 19 de junio de 2007

CONTRADICCIONES POPULARES

Tanto durante la campaña electoral como en los días posteriores a las elecciones, hemos oído a Mariano Rajoy pedir a voz en grito que se deje gobernar a la lista más votada. Esto, como ya he dicho por aquí, es una tergiversación de la ley electoral, que lo que busca es la entrada en el juego democrático de las minorías, huyendo del bipartidismo. Sin embargo, resulta curioso que esta obsesión por otorgar el Gobierno a la lista más votada llegue justo hasta ayer, día en el que se anuncia un pacto entre Coalición Canaria y el Partido Popular que, previsiblemente, dará el Gobierno Insular de Canarias a Paulino Rivero. Recordemos por un momento los resultados electorales en las Islas: PSOE: 26 diputados, CC:19 diputados, PP:15 diputados. Entonces, ¿dónde ha quedado la máxima Popular de otorgar gobierno a la lista más votada? Sr. Rajoy, se le ve el plumero... Si los ciudadanos le han retirado la confianza en los lugares donde gobernaban con mayoría absoluta, por algo será.

1 comentario:

Toffee dijo...

Básicamente sigue las líneas del discurso "popular"... ¿Es que acaso alguien con dos dedos de frente no se daba cuenta de por qué Marianico ha salido con esto ahora? ¿A que no lo dijeron cuando los resultados electorales les favorecían? Pues no. Pero se lo sacaron ahora que ven que los votos de la izquierda (PSOE, mayoritariamente, e IU) superan en conjunto al PP en muchas capitales de provincia cuyo gobierno van a perder. Y como se han dado cuenta de que mucho no podían esperar, pues han vuelto a lo de siempre: pactar, que es lo que hacen todos. Sólo que el PSOE nunca le dijo (ni le dirá) al PP que estaba vendiendo España a los nacionalistas cuando en el pasado pactaron con CiU y PNV para gobernar en La Moncloa.

Son unos hipócritas.