jueves, 28 de junio de 2007

El "caso polaco" y la defensa de los Derechos Fundamentales

Según desvela hoy el diario EL PAÍS, los hermanos Kaczynski lograron introducir una cláusula de "excepción moral" en la Carta de Derechos Fundamentales del nuevo Tratado Europeo que se aprobó en la reciente cumbre de Bruselas. De acuerdo con ella, se deja fuera de la protección de esta Carta cualquier ley que elabore Varsovia y que esté relacionada con la familia, la moral pública y la integridad física. Los polacos, que intentaron imponer esta cláusula a todos los miembros de la Unión, persiguen con ella no ceder en su lucha sin cuartel contra la homosexualidad y el aborto (que pretenden restringir aún más).
.
La incorporación de Polonia a la UE va camino de convertirse en el mayor quebradero de cabeza para los demás socios comunitarios. El radical conservadurismo moral de los hermanos Kaczynski, que no raya sino que se zambuye en la intolerancia y la homofobia, ha emprendido una verdadera cruzada moral con la cual pretenden restringir los derechos y libertades de sus ciudadanos, de esta manera en clara desventaja con el resto de ciudadanos europeos. El nacionalcatolicismo campa allí a sus anchas y desde las instituciones públicas se demoniza a los homosexuales hasta el punto de atentar gravemente contra sus libertades. Va más allá de una mera intolerancia: si esta "excepción" a los Derechos Fundamentales es finalmente aprobada (aún es provisional), cualquier ley que se promulgara contra este colectivo podría impunemente pasar por encima de los derechos humanos básicos y elementales de cualquier persona, e impediría a los ciudadanos polacos afectados pedir amparo a los tribunales europeos de rango superior.
.
El Ejecutivo de los hermanos Kaczynski y sus socios gobierna en Polonia pese a que sólo controla entre el 25 y el 30% del electorado. Recientemente en el ojo del huracán por la polémica suscitada en torno al archifamoso tele-tubbie
Tinky-Winky y su supuesta homosexualidad, la retrógrada postura de Varsovia se no tolera nada que, según ellos, amenace la decencia moral que ellos defienden, y pretenden con este "excepción moral" el permiso de la Unión Europea para poder legislar a sus anchas en estos campos tan sensibles, aún por encima de la dignidad y los derechos fundamentales de las personas. La Unión Europea ni debe ni puede permitir que en su seno se desarrolle ninguna política que viole ni los derechos laborales, ni sociales ni la integridad moral de ninguno de sus ciudadanos.
.
Desgraciadamente nuestro país
no está exento de noticias de esta caladura moral, si bien es cierto que estos mensajes provienen de foros ultraconservadores cuya demagogia se define por sí sola y que no pone en peligro ninguno de estos derechos. Mal que les pese, en esta legislatura se han hecho avances históricos en el terreno de los derechos y las libertades sociales..

(Foto de los hermanos Kaczynski)

4 comentarios:

Gus dijo...

Pues no me parece nada justo y menos si viene de un socio nuevo. Cómo puede ser que pongan condicionan cuando las mayores ayudas van a ir para ellos?; claro, como con el ingreso de Bulgaria y Rumania, se les disminuye la torta, amenazan con veto, muy bueno este blog, yo tambien tengo uno blogger: http://gustavorey.blogspot.com/

Voy a ponerte un enlace en mi blog de blogger, si queres ponete el mio (si te gusta, obvio) un abrazo

Chicot- dijo...

Los polacos se beneficiarán de la cuantía de los fondos estructurales, pero que tengan claro que con sus leyes moralizantes no conseguirán más que repeler la inversión privada, el turismo, el acceso de gente de su nacionalidad a cargos políticos de la UE y demás Instituciones, y un largo sinfín de inconvenientes no formales, que pueden acabar hundiéndoles hasta lo más profundo del fango... Confío en el pueblo polaco, que a buen seguro, sabrá comportarse en las urnas, y mandará a Zipi y Zape fuera de lo público, aunque seguro que tienen un asiento asegurado en cualquiera de las empresas que tan buena acogida dan a Ansar...

Carmen dijo...

Estos dos elementos son lo que nos faltaba en Europa. Mucho me temo que la UE se va a convertir en el Club de Groucho Marx, donde va a ser un infierno estar con gente como esa.

nata niña fakir dijo...

"La Unión está fundada, según la propuesta de la Convención, sobre los valores de respeto a la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto a los derechos humanos. Esos valores, que se enuncian en el artículo I-2, son comunes a los Estados miembros. Además, las sociedades de los Estados miembros se caracterizan por el pluralismo, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la no discriminación. " (Convención Europea. Principio fundacionales de la Unión. http://europa.eu/scadplus/european_convention/objectives_es.htm)

Y yo me pregunto, ¿Qué hace la xenófoba y autoritaria Polonia en un club que enuncia estos Principios?. Supongo que na vez más queda demostrado el carácter exclusivamente economicista de la Unión Europea, el tema es, para esto no es necesario evolucionar a la UE, nos quedamos con la CEE