viernes, 8 de junio de 2007

La "tolerancia" de la Conferencia episcopal

No es la primera vez que hablo sobre el tema de "Educación para la Ciudadanía". Pódéis, si miráis más abajo, encontrar mi anterior post al respecto de la niña "objetora" a EpC en el colegio Montessori de Madrid. Pero es que la campaña de la Conferencia Episcopal no tiene límites; a fin de cuentas ellos han tenido el monopolio del adoctrinamiento durante generaciones, y no aceptan que ese adoctrinamiento pueda verse desafiado por la enseñanza de valores universales de tolerancia y respeto. No aceptan que esos valores traspasen la moral católica, incapaz de reconocer que hay otras formas de ver la vida, otras morales, que ellos no pueden imponer. Y no se trata de que la asignatura de EpC IMPONGA esa otra forma de ver la vida o esas otras morales -que no lo hace en absoluto-. No. Lo que hace es enseñar a respetarlas... Y en eso nunca han sido muy buenos los curas. Esta asignatura existe en otros países y, vuelvo a recordar, obedece a una directiva europea de 2002. Pero aquí topamos con el nacionalcatolicismo y claro...

Os paso el enlace a la noticia de El País que hoy toca este tema:

El cura de un pueblo de Toledo amenaza con no impartir catequesis a los niños que cursen Educación para la Ciudadanía
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/objecion/hay/comunion/elpepusoc/20070608elpepisoc_4/Tes

5 comentarios:

Juan dijo...

Un saludo.
Me defino primero, para no dar lugar a errores: soy socialdemócrata convencido, tanto o más como de que soy cristiano. Soy, además, catequista y animador degrupos juveniles en una parroquia de un bario obrero de Valladolid.
Y, finalmente, creo que la campaña contra la asignatura, y lo digo como maestro y profesor de religión, es una de las cosas más anti-cristianas que ha hecho la CEE en los últimos años, y ha hecho varias.
No os engañéis. Lo que esta panda de venerables piensa no está relacionado con el pensamiento y el vivir cristiano de la mayoría de católicos de base. El otro día, alguien del PP decía a una amiga mía: "Tú, al estar en un grupo de parroquia, será rojilla,¿no?" Eso es más cercano a la realidad. Mirad: esa asignatura era necesaria como educación en valores constitucionales, complementaria a los valores que pueda aportar la asignatura de religión (necesaria también, a mi entender). La simpleza que muestran los obispos en este tema, como en otros, hace que algunos empecemos a preguntarnos el por qué de su estar ahí, y si no estarán cargándose la Iglesia de Jesús, el Pueblo de Dios, que era la esperanza de los pobres y se ha convertido en la casa de los conservadores...

nata niña fakir dijo...

En primer lugar, y como ya he dicho en alguna ocasión en este blog, no entiendo que es lo que les gusta tan poco si el término educación o el término ciudadanía. Pero además lo que este Sr. cura hace se llama chamtaje, asique ea!!, este Sr. y el resto de la CEE a confesarse, porque eso es pecado. Y como ya he dicho también, mejor les iría si se dedicasen a leer el manual de prier curso de educación para lña ciudadanía.

trasko5 dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. La Iglesia lejos de volver a su camino espiritual, perdido desde hace mucho tiempo, sólo intenta mantener sus cotas de poder. Ahora es la objeción por la asignatura de Educación para la Ciudadanía, luego será por la historia, que habla de la Inquisición, o por el arte, considerado pornográfico, o por la literatura que atenta contra la moral... si seguimos así estaremos a un paso de los talibanes.

Bernat Vidal Arbona dijo...

Una vergüenza, sin duda, la actitud de aquellos que se creen poseedores de la verdad absoluta y legitimados para hablar en nombre de la moral.

Lo pero, sin embargo, es que ya lo vemos como algo "normal". ¿Hasta cuándo?

Un saludo.
PD: Ya estás añadido en mi lista.

Carmen dijo...

O nos movilizamos para pararles los pies o volvemos a la misa obligatoria, las faldas por debajo de la rodilla y la partida de bautismo hasta para sacarse el carnet de conducir.
Tienen mucho poder, mucho que perder y muy mala leche.